Resumen de La Liga: La Zona Luis Suárez, una carrera por el título hasta el final y una última batalla por el descenso

Por Cillian Shieldsl @pile_of_eggs

Esta es la Zona Luis Suárez, y toda la Liga vive en ella.

Cuando el Atlético de Madrid estaba en la cúspide de lo que hubiera sido un derrumbe demasiado típico, arrebatando la derrota de las fauces de la victoria, sube los escalones del prodigioso uruguayo para sellar tres puntos para los de Diego Simeone que los deja a un paso de conquistando su undécimo título liguero.

Una apasionante penúltima ronda de La Liga vio diez juegos comenzar al mismo tiempo con algo en juego en cada uno de ellos, entre el campeonato de liga, los lugares europeos y la batalla por el descenso.

Las fortunas cambiaron arriba y abajo a lo largo de un par de horas salvajes en toda España. Durante 23 de los últimos 25 minutos de juego, parecía que el Real Madrid se dirigiría al último día de la temporada en el asiento del conductor. En ciertos momentos parecía que se podían decidir los tres puestos de descenso. Pero al final es como si estuvieras en lo más alto con el Atlético manteniendo su ventaja, y solo uno de los equipos decididos a bajar a Segunda, con el sueño de siete años del Eibar llegando a su fin.

Carrera por el título: el Atlético a un paso

Luis Suarez

El Atlético estuvo peligrosamente cerca de la implosión. De hecho, la capitulación ya estaba en marcha en los últimos minutos en el Wanda Metropolitano. El Real Madrid, que comenzaba la jornada dos puntos por detrás en la tabla pero manteniendo la ventaja en el cabeza a cabeza en caso de terminar empatado a puntos con sus rivales del otro lado de la ciudad, había ido ganando 1-0 a domicilio al Athletic de Bilbao de una manera que casi Parecía que el destino les esperaba. Los Blancos demasiado a menudo encuentran la forma de meter el balón en la red y arruinar las esperanzas de sus vecinos.

El primer gol de Nacho desde febrero de 2020 tenía el campeonato en manos de los de Zidane desde el minuto 68, y el gol de Ante Budimir que ponía el 1-0 a Osasuna solo siete minutos después multiplicaba por diez la tensión. El Atleti podía cometer un desliz si el Madrid también hubiera empatado, pero ahora, a falta de 15 minutos para el final, la tarea era enorme y las cosas no estaban saliendo sobre el césped para los de Simeone.

Una y otra vez, la pelota golpeó el larguero y rebotó, golpeó el exterior del otro larguero, salió disparado desviado, Sergio Herrera lo detuvo entre la Rojillo publicaciones El balón salió para todos lados menos para ondear la red, pero cuando lo hizo, dos veces los goles del Atlético fueron anulados por fuera de juego. La tensión comenzaba a aumentar, y los espectadores en casa comenzaron a creer que estaban viendo una tragedia dramática.

Félix y Lodi habían entrado con el marcador sin goles, y cuando Héctor Herrera y Moussa Dembele reemplazaron a Marcos Llorente y Angel Correa, parecía difícil ver cómo Los colchoneros volvió al ritmo de las cosas.

Pero en su hora de mayor necesidad, llegó el momento de que los héroes den un paso al frente. Joao Félix, la verdad, no ha tenido la temporada que se esperaba de él. Las primeras semanas de la campaña fueron eléctricas, y parecía el mediapunta de más de 100 millones de euros capaz de madurar hasta convertirse en una de las mayores estrellas del fútbol que convenció al Atlético de pagar tanto dinero por él. Sin embargo, durante el tercio medio y el final de la campaña, su progreso se estancó y sus actuaciones disminuyeron en paralelo con las de su equipo. Desde el cambio de año, solo ha sido titular en juegos consecutivos en un puñado de ocasiones.

Sin embargo, una vez que el balón cayó en su dirección con espacio entre líneas, el joven portugués estaba listo para dar un paso al frente. Su suntuoso balón sobre la cabeza de Ramalho cayó perfectamente en la trayectoria del lateral izquierdo Renan Lodi, que marcó su primer gol de la campaña, casi respondiendo al gol de Nacho en Bilbao para el Real Madrid. Quedaban ocho minutos y los rojiblancos estaban de cola, pero el empate no les vendría bien por aquel gol de Nacho.

Diego Simeone había elogiado al exdelantero del Barcelona que ahora juega con las franjas rojas y blancas, diciendo que su equipo ahora estaba en la Zona Luis Suárez. La fortaleza mental del uruguayo se contagia claramente de él al resto de sus compañeros, ya que el Colchoneros Siguió golpeando la portería de Osasuna en busca de otro tanto que marcara la diferencia.

A falta de dos minutos para el final, Yannick Carrasco bailó en el área de Osasuna cerca de la línea de fondo y devolvió el balón a la zona de peligro para el esperado Pistolero para sellar la cuarta remontada del Atlético de Madrid en LaLiga esta temporada.

El extremo belga ha tenido una temporada de redención increíble, regresando de China, donde su carrera podría haberse agotado fácilmente con salarios atractivos y un estilo de vida fácil. Sin embargo, quería más que eso, quería volver a Madrid y mejorar su mentalidad, su ritmo de trabajo, sus actuaciones, y jugó fantásticamente para volver al XI de Simeone. Su centro raso a Suárez para el importantísimo remate lo convirtió en cuatro goles y cinco asistencias en los últimos ocho partidos, lo que destaca lo importante que se ha convertido el complicado extremo convertido en lateral.

Y así, queda un juego. Todo está en manos del Atlético; igual o mejor el resultado del Real Madrid y es campeón por primera vez desde 2014, y solo por cuarta vez desde 1977. Viajan a un Valladolid que lucha por su vida, mientras que el Real Madrid recibe a un Villarreal que seguro estará pensando en la final de la Europa League, que se disputará apenas cuatro días después. Esta próxima final para el Submarino Amarillo probablemente hará que sea un juego mucho más fácil para los hombres de Zidane, pero tal vez sea mejor para el Atlético saber que el Real Madrid tiene casi asegurados los tres puntos en el Alfredo Di Stéfano, ya que aclara su tarea; solo gana.

Zona de descenso: Eibar abajo, le seguirán dos más de tres

Eibar-Real Betis

El Eibar jugará en Segunda la próxima temporada. Después de siete años increíbles de desafiar las probabilidades y hacer de la tabla media inferior de la máxima categoría su hogar aparentemente permanente, volverán al segundo nivel, donde incluso allí serán considerados, históricamente, uno de los equipos más pequeños.

Nunca se debe olvidar de dónde viene Eibar, un pequeño pueblo en las colinas vascas con una población de solo 27,000 habitantes. Cada vecino cabría cuatro veces en el Camp Nou. Tendrán uno de los terrenos más pequeños de Segunda la próxima temporada, pero han consolidado bien su infraestructura e instalaciones durante su tiempo en las grandes ligas. Han pasado más temporadas en el cuarto nivel que en cualquier otro, pero bien podrían imaginarse sus posibilidades de volver el próximo año.

Extrañamente, quien cae con ellos puede depender un poco de ellos, a pesar de que no tienen ninguna esperanza de salvarse. El criterio de desempate para los equipos empatados a puntos está determinado por los resultados de los enfrentamientos directos, pero si el Eibar vence al Barcelona, ​​podríamos terminar con una situación en la que todos los vascos, Huesca y Elche pueden terminar con 33 puntos.

Elche tiene la ventaja de cabeza a cabeza sobre Eibar, Eibar y Huesca están perfectamente nivelados, y Huesca tiene la ventaja sobre Elche. Debido al sistema de promedio de goles empleado por la liga, esto significaría que el Elche se salvaría si los tres terminan empatados a puntos, lo que requiere que el Eibar gane. Pero si el Eibar no gana y Elche y Huesca acaban empatados a puntos, el Huesca acaba por encima del Elche. De una forma u otra, Eibar está abajo, y dos más de Valladolid, Elche y Huesca se unirán a ellos en la división de abajo en 2021/22.

Durante un tiempo, el Huesca iba camino de sumar un punto y el Elche perdía al mismo tiempo. Si los resultados se hubieran mantenido de esa manera, todo se habría hecho y desempolvado en el fondo, pero el IlicitantesLa remontada ante el Cádiz les permite pelear un día más, mientras que el Betis superando el reto del Huesca le da un salvavidas al Valladolid.

Deportivo Alavés y Getafe se salvaron con victorias este fin de semana. Los vascos han tenido un sorprendente giro de fortuna sobre el césped desde la llegada de Javi Calleja, perdiendo sólo uno de sus ocho partidos y sumando 15 de los 24 puntos posibles. En lo que podría ser el último partido de Pepe Bordalas en el Coliseum de Getafe, los cedido de Barcelona y Madrid aseguraron su supervivencia, el ganador con un impresionante gol de Take Kubo, de 19 años.

Aficionados de vuelta en los terrenos

El Estadio

Por primera vez en 14 meses, la afición volvió a celebrar los goles con sus ídolos en algunos campos de LaLiga. La decisión del gobierno español de permitir el regreso parcial de los aficionados a los estadios se basa en la situación sanitaria de cada comunidad autónoma y, en esencia, solo da la posibilidad de acudir a los partidos a los aficionados de la Comunidad Valenciana y Galicia.

Así, Valencia y Villarreal pudieron abrir sus puertas y dieron la bienvenida a 5.000 y 4.800 aficionados en sus terrenos respectivamente. Ambos conjuntos de seguidores tenían cuatro goles para celebrar, ya que el Valencia relegó al Eibar con una victoria por 4-1 y el Villarreal puso al Sevilla a cuchillo con una victoria por 4-0. El juego era el primero que Unai Emery jugó ante la afición del Submarino Amarillo como técnico del club. La semana que viene, los aficionados del Celta de Vigo podrán ver a su equipo enfrentarse al Real Betis, dando a los seguidores de os celestes su primera oportunidad de ver los métodos de Chacho Coudet en persona.

Gol de la semana: Take El primer gol de la temporada de Kubo puede haber sido el más grande de su joven carrera. Tras recoger un pase suelto en el medio del campo, el extremo japonés avanzó hasta el borde del área, dejando al defensa del Levante Jorge Miramon dudando en qué dirección colocaría los pies. Luego, el jugador de 19 años lanzó su esfuerzo hacia la esquina superior cercana desde la periferia del área para asegurar el fútbol de alto nivel para Getafe la próxima temporada.

Deja un comentario