¿Cuál es la duración de un partido de fútbol?

La duración de un partido de fútbol es de 90 minutos. El primer tiempo dura 45 minutos y el segundo tiempo dura 45 minutos. Te preguntarás qué pasa si hay una prórroga al final de un partido de fútbol, pero no la habrá. Esto se debe a que la FIFA permite a los árbitros añadir sólo dos minutos adicionales en la prórroga si consideran que ese equipo pierde tiempo con ciertas tácticas (como los saques de meta). Además, los árbitros no pueden añadir ninguna prórroga si el marcador está empatado tras el juego reglamentario o la prórroga.

Un partido de fútbol dura 90 minutos.

Un partido de fútbol dura 90 minutos. Esto significa que será un partido con dos tiempos de 45 minutos cada uno, más el tiempo adicional que añada el árbitro (si es necesario).

El primer tiempo dura 45 minutos y el segundo tiempo dura 45 minutos.

En un partido de fútbol, cada tiempo dura 45 minutos. El primer tiempo comienza cuando el árbitro hace sonar su silbato para iniciar el juego y termina cuando vuelve a hacer sonar su silbato para señalar el descanso. Durante este descanso, los jugadores pueden salir de sus respectivos vestuarios y dirigirse a la taquilla o al vestuario, donde se pondrán la segunda equipación (si la tienen).

El segundo tiempo comienza con otro pitido del árbitro y termina cuando éste vuelve a pitar el tiempo reglamentario. Si se produce una interrupción por lesión durante el juego que da lugar a una sustitución o una interrupción añadida por otras razones, como faltas o mala conducta, se podrá añadir tiempo extra por estos hechos, que se denominan «tiempo añadido» (ATM).

El árbitro puede añadir tiempo si hay tácticas de pérdida de tiempo adicionales

Si un equipo utiliza tácticas de pérdida de tiempo, el árbitro podrá añadir tiempo adicional al descanso.

Además de los factores que afectan a la duración de un partido de fútbol enumerados anteriormente, el árbitro tiene cierta flexibilidad en cuanto a la forma en que decide gestionar las interrupciones del juego. Por ejemplo:

Si hay lesiones o si un equipo hace sustituciones tácticas, entonces el árbitro puede añadir tiempo para acomodar estos eventos.

El árbitro también puede añadir paradas adicionales por retrasos meteorológicos u otras circunstancias imprevistas que interrumpan el juego.

Un partido de fútbol dura 90 minutos.

Un partido de fútbol consta de dos tiempos, cada uno de los cuales dura 45 minutos. El árbitro añade tiempo extra al final de cada mitad si se han utilizado tácticas de pérdida de tiempo durante esa mitad. Si el partido está empatado después de 90 minutos, se añaden 30 minutos más para ver quién marca primero y gana el partido.

Conclusión

El fútbol es un gran deporte que puedes disfrutar con amigos y familiares. También es una forma divertida de mantenerse activo y hacer ejercicio, así que no te olvides de jugar al fútbol hoy mismo.

Deja un comentario